La guerra de los ochenta años fue un conflicto que se disputó en Europa, esto entre España y los Países Bajos, y dependiendo de desde el punto de vista que se tenga, se conoce en España como la guerra de Flandes, y en los Países Bajos, como la guerra de Independencia de los países Bajos.

Esta fue una guerra importante, duro 82 años, entre el 1566 y el 1648, en esta guerra, las diecisiete provincias que conformaban los países bajos se rebelaron contra su rey que era también el rey de España, había claro conflicto político, económico e incluso religioso en esta guerra.

Una guerra que hizo que se generara un gran ejército

En la guerra de Flandes se formó uno de los ejércitos más poderos que se había visto jamás, el ejercitito de Flandes, y es que era importante mantener este territorio para la corona española, fueron muchos los que se destacaron e incontables las historias que de ellos se generaron.

El ejército de Flandes tenía algo bien claro, tenían que ganar a como diera lugar, y esto es lo que nosotros también pretendemos hoy en día, librar todas nuestras batallas, y una importante es la que cada día se tiene con la inseguridad, por ello es que contratamos a los mejores para ello, los cerrajeros de Gracia, que tienen una lucha constante contra la inseguridad.

Gracias al servicio que prestan los profesionales de la seguridad, es posible tener una casa o cualquier propiedad protegida contra cualquier ataque, y es que hoy en día hay que pensar que hay cosas que es mejor solucionar de manera anticipada, y hacerlo de la mano de los que saben, de los cerrajeros, de esta forma estaremos más protegidos.

Una disputa por la independencia

Está claro que Flandes pertenecía a la corona española, pero el hecho de que el rey de España, el Rey Felipe II quería instaurar ciertas renovaciones de la iglesia católica del concilio de Trenton en esta tierra, y los habitantes de esta se negaron, además de otros problemas de tipo político.

Con el pasar del tiempo, reyes vinieron y fueron, hasta llegar a Felipe IV.

En el año de 1648 finalmente Felipe IV declara la independencia de los Países Bajos, perdiendo así la corona de España este importante territorio, se cree de hecho que ha sido esta guerra la que ocasionó posteriormente un poco la caída de la perdida de mucho territorio por parte de la corona española.

Definitivamente fue una guerra larga, y aunque se proclamó la independencia, España siguió teniendo el control de las provincias de los Piases Bajos del Sur, por lo que toda esta situación generó en estas provincias una crisis cultural y de identidad que hasta hoy tiene sus consecuencias.

La paz de Westfalia

Aunque los españoles siempre buscaron un tratado que fuera beneficioso para ambas partes, se puede decir que Los países Bajos fueron los ganadores de esta guerra, reconociéndose de esta manera su independencia y una gran pérdida para la corona española.