La disolución de Bélgica generó la creación de dos regiones principales, una ubicada hacia el norte y la otra a sur, que son Flandes y Valonia respectivamente, aparte existe una tercera región, es Bruselas, la cual es la capital y está ubicada en la comunidad flamenca.

Cada región presenta sus diferencias, iniciando con el idioma, pero apartando ésta diferencia que se aprecia con tanta facilidad, su situación política es muy difícil de comprender.

Conoce la historia que existe entre Flandes y Valonia

Todo inicia con el momento en el que surge Bélgica, esto ocurrió en el año 1830. Desde el siglo XIV esta región fue considerada parte de los Países Bajos, pero no existía ningún sentimiento histórico para ello.

Una vez que Bélgica nace, el país fue dividido en 3 regiones, al norte el condado de Flandes, el ducado de Brabante y el de Limburgo, todas de habla neerlandesa. Mientras que al sur los condados de Hainaut y Namur, junto al principado de Lieja, todos de habla francesa.

Originalmente el país consideró el francés como idioma oficial, pero esto fue debido a que la monarquía y la clase política se comunicaban bajo esta lengua.

Por qué existe esa división en Bélgica

En la actualidad, a un siglo de La Primera Guerra Mundial, todo ha cambiado, y es que las regiones que conforman a Bélgica, siempre han sido un poco independientes entre ellas, lo que ha logrado que sea más fácil vivir sin un ejecutivo central por casi dos años.

Esta situación política se ha presentado a raíz del bloqueo desde los comicios federales en el mes de mayo del 2019. Y se ha extendido hasta la actualidad.

Es una delicada situación política de un país que desde sus inicios siempre ha demostrado las divisiones existentes, no solo en el idioma, también en el poder adquisitivo y la ideología política.

Cómo son Flandes y Valonia hoy

A simple vista, la principal diferencia de ambas regiones es sin dudas en idioma, Flandes con su idioma neerlandés y Valonia con el dominio del francés.

Pero aparte de esto, en Flandes, el 60% de la población tienen un poder adquisitivo elevado, presentan una tasa de desempleo baja y sus sueldos son superiores al promedio.

Por otra parte, en Valonia, la población vive de forma similar, sin embargo, su poder adquisitivo es menor, por lo que muchos consideran que ante otras condiciones económicas y sin tener problemas con Bruselas, preferirían anexarse a Francia.

Pero en ambas regiones existe un problema limítrofe que va más allá de las divisiones lingüísticas, y no se puede solucionar como si un cerrajero lograra abrir una puerta de gran resistencia.

Bruselas, un caso especial

Bruselas está ubicada en Flandes, es más, es la capital de la región y también de Bélgica. Por su ubicación geográfica, está por completo rodeada por Flandes, por lo que no existe una conexión directa con Valonia, sin embargo, aunque es una región bilingüe, el idioma más destacado es el francés.

La opinión que emiten ciudadanos de cada región deja ver que ellos se han acostumbrado a esta extraña condición, separados, pero a la vez unidos, una relación que está en camino a la separación, pero que siempre tendrán razones para mantenerse juntos.