El ejército de Flandes es como se le conoce a un ejército que existió desde 1567 hasta 1706, y fue en esencia un ejército que se formó por la dinastía española procedente de la casa Austria, la rama de los Habsburgo.

Este ejército se consolidado en los Países Bajos españoles con el objetivo de defenderse de la monarquía Hispánica sobre las 17 provincias que conformaban los Países Bajos, este ejército fue parte del Tercio español, ejercito militar considerado como unos de los precursores del ejército moderno europeo.

Un ejército con un número muy grande de efectivos

Este ejercito llegó a ser considerado uno de los ejércitos más importantes del territorio europeo, se trataba de un ejército que logro grandes victorias, además de ello se trataba en su mayoría de personas que se unieron libremente con el objetivo de conservar la monarquía hispánica.

Este ejército estuvo presente en la denominada guerra de los 80 años o guerra de Flandes, se trató de un ejército muy resistente en el campo de batalla, especialmente porque utilizaron las armas conocidas como picas, que eran como una especie de armas de astas, de más de 3 metros de largo, aunque algunas llegaban a medir incluso hasta 5 metros.

Este ejército en un inicio contó con aproximadamente 65000 hombres, pero en otros tiempos, llego incluso a tener alrededor de 85000 hombres, por ello fue un ejército importante, porque contó con un gran número de hombres que defendían con su vida la soberanía de las provincias de los países bajaos españoles.

Algunas características importantes de este ejército

Este ejercito pasara a la historia como uno de los ejércitos más importantes de Europa, se conocían por ser sangrientos y muy resistentes en batalla, también fue uno de los ejercicios que adaptó armas de fuego para realizar sus batallas.

Sus efectivos eran en su mayoría por tropas alemanas y de los Países Bajos, así como también provenientes de Italia, de la infantería española, y de otras partes, teniendo que recorrer un camino muy largo los provenientes de España e Italia, a través del denominado camino español.

En realidad los que formaban parte del ejercito de Flandes no tenían una vestimenta común, cada quien llevaba lo que podía, pero en ocasiones el rey otorgaba algunas de las vestimentas que llevaban los soldados, con sus picas, y en luego con armas de fuego.

La religión, un aspecto importante en este ejército

La religión católica era un factor fundamental en la lucha del ejercito de Flandes, por tal razón no era de extrañarse las costumbres que tenían los generales de hacer rezar o arrodillarse todas las mañanas y cuando se estaba en plena guerra, de hecho era una costumbre de sus más importante generales, Alejandro Farnesio.

Su patrona era la inmaculada Concepción, y se celebraban números misas, funerales y también las compañías tenían un capellán, de manera que la religión jugaba un papel importante en el ejercito de Flandes, en donde, como es de esperarse, sus soldados eran fieles cumplidores del catolicismo.