Flandes siempre ha estado a la vanguardia del arte, en la actualidad los artistas contemporáneos construyen una tradición milenaria, al igual que artistas de talla internacional se inspiran en el tesoro del patrimonio.

El arte a nivel mundial no sería lo mismo sin Flandes, hace siglos algunos maestros fueron figuras claves del arte como Jan van Eyck. Sus herederos han seguido sus pasos, por generaciones.

Un universo de museos y galerías atesoran riquezas, festivales de arte harán que Flandes se escuche en los próximos meses, como por ejemplo:

La Trienal de Brujas: Este patrimonio contemporáneo y milenario van de la mano, el centro histórico de la ciudad lo declaro patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

La celebración de las artes visuales ha pasado a formar parte del dominio público, donde diversos artistas presentan sus instalaciones, con tema principal es TraumA, una exploración entre los sueños, el trauma, el paraíso y el infierno.

El recorrido desvía la atención hacia dimensiones ocultas de la ciudad de brujas y sus habitantes.

Obras como el laberinto de Gijs Van Vaerenberg, buscar mascaras a lo largo del agua de Nadia Naveau, el mecanismo de tiempo detenido en la Iglesia de San Walburga de Hans Op de Beeck.

Las obras de algunos los maestros flamencos contemporáneos, están acompañados de algunos de los nombres más interesantes de artística contemporánea internacional.

La Trienal de Brujas investigara todos los temas de TraumA, en el corazón de la ciudad desde el 8 de mayo al 24 de octubre.

Beaufort 21: Flandes tiene una costa de 67 kilometros, cada tres años la costa es el telón de fondo del evento de arte contemporáneo, por todos los diques, playas y dunas.

Surgen obras de arte inspiradas en el mar, y en la temática que el hombre se encuentra sometido a la voluntad de la naturaleza, las obras son inspiradas en historias locales recopiladas de la historia natural y humana.

El Parque de Esculturas de Beaufort, exhibe 30 obras de artes y poco a poco estarán añadiendo más esculturas a este patrimonio.

Paradise Kortrijk, esta a orillas del rio Lys, esta ciudad es rica en historia y patrimonio, con las Torres Broel, su propio campanario y su beaterio es declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Paradise Kontrijk, es un festival de arte contemporáneo, donde participan artistas tanto nacionales e internacionales. Mediante la instalación de obras de arte, donde pueden asistir aficionados como los cerrajeros El Masnou, familias con niños, parejas entre otros.

El arte contemporáneo puede ser visto e interpretado por aquellos que les gusta el arte, cada día es un reto, compartir el familia y conocer nuevos lugares es necesario.

Cada obra de arte y cultura de una comunidad es ofrecida al público en general, con el fin de dar a conocer la historia de una cuidad o país en años anteriores.

Como fueron sus inicios, su presente y la actualidad, cada obra de arte encierra un antes y un después, lo importante es que llegue a más personas.